El Muro

Ahí está el muro, en el mismo sitio. Le miro fijo y me devuelve impávido su fría mirada de arcilla, que alguna vez fue de lava, y risa, y sol. Alguna vez sus ojos fueron un grito de locura, de tus manos y la piedra arañándole el cuerpo, y él siendo feliz.

Recuerdo el día en que le descubrimos y nos descubrió. Tú tan azul. Siempre tan azul. Yo tan extraña, tan anhelante, amándote tanto. Y el muro, hecho de fuegos artificiales. Ahí está. Paso y le miro de reojo. Me detengo y regreso frente a él. Pero no me mira más con tu luz.

Le quiero gritar, quiero maldecirle y golpearle por su estupidez, por dejar caer la lluvia sobre sí, por mutar el cuerpo y el volcán.  Si le vieras, como ha dejado de ser nuestro, como ha exiliado mi latido acelerado, y tu risa, y nuestro beso. Nunca fue tan alto y tan vacío como ahora, que ya no se descuelga la voz de tus manos haciéndome feliz, ni el brillo de tus ojos, mezcla adolescente y hombre sabio.

Sé que llora, como yo, porque perdió la huella, porque ya no es más el trozo de un amor, de la furia apasionada de dos corazones mordidos por el destino, el mismo destino que hoy me llevó hasta esa calle para ver que ahí, donde un día de sol escribiste mi nombre detrás de un te amo, el retrato de una niña sonríe entre mariposas en un fondo gris. Mientras, las lágrimas de un muro le mojan el cabello, y las mías se me escurren en el corazón.

El Muro, donde mi nombre se esconde tras el rostro de una niña

11 Replies to “El Muro”

  1. duda

    Qué lindo escribes el dolor, la tristeza de la pérdida…hoy no ando muy locuaz, tengo un poco de sombras sobre mí, pero no quería pasar sin dejarte ver que leo, que vengo, que te quiero.
    Un beso amiga, te dejé un correo que necesito veas.

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      No te preocupes Du, basta con eso, con saber que permaneces. Entiendo perfectamente lo de tus sombras. Así que gracias por los cariños y por no dejar de estar. Besos.

      Responder
  2. Leothor

    Oyeeee, debo decir algo, que facilidad tienes para despertar sentimientos hasta en los corazones más endurecidos, muy bonita historia, el romanticismo poético te sale con bastante facilidad, las palabras cuando salen del fondo del corazón tienen una suspicaz habilidad para remover sentimientos. ¿Qué mejor idioma y dialecto puede existir más sincero que el idioma del corazón? Saludos Shere, siempre es un placer llegarme por este lugar tan pequeño y a la vez tan inmenso.

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      Leothor! Que bueno verte nuevamente por aquí. Me alegra que te gustara este también, y agradezco cada elogio que me has dejado. Los sentimientos y las emociones llenan un alto porciento de lo que somos, nos mueven, y a veces incluso nos definen. No te pierdas eh, que me alegra cuando vienes. Saludos!

      Responder
  3. Nube

    Por momentos me perdía pero al final encontré el camino, gracias Shere por escribir tan lindo.

    PD: el latido musical, muy buena propuesta y Melendi bueno, quién mejor que él para romper el hielo, me gustó mucho la canción, no la había escuchado.

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      Ahhhhh Es que este es de esos escritos tan subjetivos Nube, que no es raro que a otros les cueste un poco de trabajo entenderlo a cabalidad, o del modo exacto en que fue escrito. Pero conque les haya gustado me doy por satisfecha!!

      Sobre tu Pd: bueno, fue algo que se me ocurrió, ya que la música está tan ligada a mi y yo a ella, mis estados de ánimo, mis emociones, mis sentimientos… prácticamente todo en mi vida tiene un trasfondo musical, no me concibo sin ella, que incluirla en los latidos de mi Desnudo casi que le toca por derecho propio. En cuanto al tema, bueno, no fue realmente Melendi quien rompió el hielo, sino Plablo López, con una canción bellísima a dúo con una cantante llamada Georgina ¡¡pero te la perdiste por llegar tarde!! jaajaja El latido musical irá cambiando periódicamente así que… Ah, esta de Melendi es de su último disco “Ahora“, y aunque la faceta romántica del Melen no me había cautivado como sus canciones de antaño, este último disco sí que lo ha hecho. A ver si luego les dejo alguna otra del mismo álbum.
      un besi… y que bueno que te llegaste 🙂

      Responder
  4. dilemma

    Cuantas veces habremos tropezado con algún muro de esos que no nos permiten ver más allá de su altura casi infinita?… cuantos recuerdos perdidos o suplantados por graffitis en blanco y negro o a color… solo nos queda la añoranza de que, lo que fue un día regrese y nos llene nuevamente!!!

    gracias por tanta sensibilidad!!!

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      El pasado nunca se borra del todo, por más que lo escondamos o lo maquillemos, y menos aun las historias que nos han marcado. Ese muro está ahí, y siempre que pase frente a él recordaré ese amor que tuve y ya no es. Gracias a ti por apreciarlo.

      Responder
  5. dilemma

    El pasado ni se borra ni se olvida, ese que marcó, va dejando su huella a cada paso, en cada esquina, en cada noche con o sin estrellas, y los muros aunque intentemos pasar sin mirarlos, terminan robándonos
    la atención.
    Gracias a ti por compartir!!!

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *