Cuentos locos: El visitante nocturno.

Todo sucedió de una forma tan rápida e intensa que luego tuve que ir al baño para echarme agua en la cara, pellizcarme fuertemente el brazo, salir al portal y sentir el aire fresco de la madrugada golpeándome el rostro. Y aun así me quedaban dudas de si estaba yo despierta o lo había soñado.

Acababa de dormirme, o al menos así lo sentía, cuando comencé a soñar que una presencia invisible rozaba suavemente mis brazos. Me asustaba un poco no verle, pero aun así era tan placentero que no quería que parara. Estando en esa disyuntiva comencé a sentir un fresquillo gélido recorrer la piel de mi cuello, y bajar lentamente hasta esconderse en la línea entre mis dos senos. La sensación fue excitante, qué les puedo decir. Fue entonces que se comenzó a escuchar el taca-taca-tacataca. Y me desperté, sobresaltada.

Y ahí estaba, el taca-taca. Las ventanas del cuarto estaban abiertas ¿Cómo era posible? Estaba totalmente segura de haberlas cerrado y pasado el seguro. Me subió un frío por el estómago. Un frío no, que carajo, un miedo creciente, que así es como empiezan las películas de terror, y las de asesinato, y el que sale en la primera escena no hace el cuento. Pestañé varias veces, queriendo espabilar mis ojos adormecidos, adaptarlos a la penumbra. Cuando la pupila se dilató lo suficiente como para enfocar los objetos en la oscuridad lo vi. Un reflejo plateado en la esquina la habitación. Sentí unas ganas tremendas de “paticas pa´ qué te quiero”, pero ¿a dónde iba a ir a esas horas?

De repente el reflejo se movió. Suavemente. Parecía flotar. Comenzó a acercarse a mí, y yo con el corazón en la garganta. Emergió entonces completamente a la ligera luz que se colaba por la ventana abierta. Era enorme. Jamás vi hombre tan alto. Su piel parecía ser de un tono claro, y emitía un resplandor que daba la impresión de moverse conforme se movía él. Su rostro carecía de expresión: nada de maldad, nada bondad, ni locura, ni lujuria, ni asombro. Nada. Solo me miraba fijo con unos grandísimos ojos color azabache. Su pelo largo hasta los hombros, blanco como la luna plateada. Y por ropa una larga túnica negra, de una tela finísima que parecía jugar con la gravedad. Su cuello adornado con un cordoncito también negro,  del cual colgaba una medalla color plata en la que se dibujaban unos extraños símbolos.

Yo estaba paralizada. Hipnotizada. En shock. Es ahí cuando te acuerdas de Harry Potter, su capa de invisibilidad y su Levioshaaá ¡Coño, y aquí ni debajo de la cama me podía meter porque tiene las patas muy bajas y no quepo! Ni magia ni refugio, estaba jodida. Entonces caí en la cuenta, o eso creí.  ¡Claro! Es un sueño! dije, y cerrando los ojos golpeé mi mejilla con la mano abierta. Después abrí los ojos –con buen picor en la mejilla– convencida de que ya no estaría ahí. Pero ahí estaba. Ladeó su cabeza, mirándome en un ángulo que me recordó una paloma cuando mueve su cabecita de un lado a otro. Y pegué tal brinco que terminé golpeándome la cabeza con la cabecera de la cama. Hizo un gesto que me sugirió que había tomado una decisión. Se acercó completamente a mí, subiéndose a mi cama. Quedé acostada, inmóvil, con aquellas piedras negras que tenía por ojos dentro de los míos. Comenzó de nuevo el roce por mis brazos, y el hilillo de viento frío a recorrerme por el cuello y la entrada de los senos. Supe entonces que era su boca pequeña la que soplaba ese aliento que me estremecía. Y me excitaba, lo confieso.

Olía a fruta fresca. Dulce y apetecible. Sus manos dejaron mis brazos para posarse sobre mi vientre, trazando un camino por mi abdomen hasta mis senos. Mis pezones comenzaron a endurecerse, y mi sexo se humedeció. Era hipnótico. Me descubrí repitiendo en mi mente: “¡Que no pare!¡Que no pare!”. Y no paró. Por el contrario, se colocó entre mis piernas, levantó un poco mi ropón de dormir y… perdí el control. Creo que él también veía Harry Potter, porque tenía una buena varita mágica.

Lo que vino después no lo puedo contar, porque en mi vida casta y pura  -bueno, ni tan casta ni tan pura, je- había sentido yo algo como eso. Tenía que haberle dicho que me dejara un manual de procedimientos para mostrárselo a sus sucesores. Decir que vi las estrellas sería quedarme corta. El caso es que tuve un orgasmo atómico, con unos espasmos de placer que me sacudía el cuerpo completo.

Para cuando pude respirar otra vez, y conseguir abrir mis ojos nuevamente, con una sensación tremenda de irrealidad, ya no estaba ¡se había esfumado! ¿Cómo era posible? ¡No! No podía irse de ese modo con su airecito frío y su varita, y dejarme aquí preguntándome si estaba loca o en verdad había vivido aquello. Corrí hacia la ventana buscando a mi extraño visitante, y ni rastro. En cambio, una intensa luz se movía rápidamente por el cielo oscuro de la madrugada, alejándose hasta perderse en el infinito. Fue ahí que corrí al baño, al portal, y me dejé este horroroso moretón en el brazo izquierdo.

Cuando regresé a mi cuarto ya las dudas habían vencido a la razón; menudo sueño erótico acabas de tener, mijita, me decía al entrar y cerrar la puerta. Las semanitas de abstinencia que llevaba no me estaban haciendo ningún bien. O sí. Bueno, fui a la ventana, y la cerré, dispuesta a reconciliarme con Morfeo hasta el amanecer. Eché el pestillo y quedé como de piedra. En el piso, bajo la ventana, estaba tirado un fino cordón negro con una medalla plateada de raros símbolos.

18 Replies to “Cuentos locos: El visitante nocturno.”

  1. vero

    waooo .. ahora si creo que este sueño no habrán pocas que querrán vivirlos, o por lo menos soñarlo, disculpa que te lo diga así, pero lo sentí d verdad.

    Es que tal parece que va a ser verdad lo que dicen por ahí de que uno sueña lo que desea y va hasta se cumple jajaja , nada, para la próxima deja la ventana cerrada porfa, que esta vez se apareció este galán q aunque él no tuviera expresión, a ti si no te faltó eh?? (Digo yo)
    Bueno esperamos que no sea la primera y última vez que te visiten, si no es este pedazo de tío, quien sea, y así nos lo cuentas…
    Saludos.. Vero

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      Aahhh Vero, lástima que todo no pase de ser una ficción jajjjaja
      Nada, como dice el título, cuentos locos que se me ocurrieron, porque en la realidad no se si pueda una darse al disfrute con semejante aparición.
      Pero me alegra que te gustara y te hiciera sentir. Me alegra además verte volver y dejar tu comentario, que siempre se agradece.
      No pierdas el rumbo eh, espero verte nuevamente por aquí.
      Saludos!

      Responder
  2. akagami-neko

    wiiiiiiiiiiiiiiii XD
    deliciosa historia shere, super hilarante… apenas con el justo tono de morbo
    personaje oscuro peliblanco??… andas viendo anime acaso??
    me encanto!!!
    saludos

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      Hola akagami!! jajaaj no, no veo ánimes, a no ser Inuyasha que va por el capítulo 500 jaajajaaj
      Nada, esto fue algo que se me ocurrió y se los traje a ver qué les parecía. Así que me alegra un montón que te haya encantado así!!
      Vuelve siempre ¿sí? Saludos.

      Responder
  3. el killer

    hola q tal, nose si me recuerdas pq hace un time q no me comunico (censurado), acabo de leer tu escrito sueño jajja, esto es algo q a casi todo ser humano le ha ocurrido el cual me incluyo ajjaj, tienes buena imaginacion sino es q te ocurrio algo similar, es normal, espero se cumplan todos tus sueños jejejj ;);)

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      Hola Killer… y si, recuero que ya has estado por aquí antes. Me alegra verte volver.
      Este escrito es solo fruto de mi imaginación, pero de haber sido un sueño esperaría que no se me cumpliera realmente, porque enfrentarse a un ser semejante ha de ser verdaderamente escalofriante jajaajajaaj
      Pero otro sueños y anhelos ¡pues si! que se nos cumplan todos, que caray! jajaajaja
      Gracias una vez más por volver, y no pierdas el camino porfa. 🙂

      Responder
      • el killer

        Por ahora este camino no me lo han censurado, continuo con la incertidumbre de q algun dia tambien sea clausurado, por desgracia todavia existen descerebrados q no ven mas alla de sus narices y hacen q otros hagan lo mismo, como no les importa!, en fin…..Disculpame por desviarme del tema es q extraño las conversaciones del foro, estoy buscando una alternativa.
        Bueno, el “sueño” fruto de tu imaginacion para la otra, espero sea menos escalofriante como dices y tenga la temperatura mas alta, asi no tendrias q recurrir en busca de un carpintero para q te agrande las patas de la cama y no tengas q taparte con esta jajjaa, por cierto las mias se estan cayendo jajaj

        Responder
        • Sherezada Autor del Post

          jajajajaj Mejor, mejor, todo sobre la cama y no debajo de ella jajajaaj
          Lo d ela censura es tema caliente, lleno de absurdos y estupideces, pero intentar frenarlo es como remar en el desierto. Hay que cambiar la mentalidad primero, y eso es más difícil que sembrar en el medio del mar, créeme.
          Por lo del foro, mira, este está funcionando: https://foro.uij.edu.cu/index.php 😉

          Responder
  4. duda

    Me gusta! La historia eh? Que no pretendo robarme a tu ET erótico…si te coge Spielberg!!!
    Nada, muy amena y como siempre bien escrita, atrapa en el suspenso de lo que vendrá entre ésa chica asombrada y dispuesta y el explorador de otros mundos…Uno comienza a hacerse preguntas: ¿estaba planteándose un contacto con la raza humana? ¿Podía percibir el “hambre sexual de la muchacha? En fin, sólo él lo sabe…si vuelve, entre caricias trata de preguntar!!!

    P.D. Estaré ausente, cuídense mucho!!!

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      jaajajaajaj Bueno, al menos tú notaste qué era el misterioso ser. Y me alegra mucho que te haya gustado!! Se me ocurrió esa idea de Cuentos locos para soltar un poco la imaginación en una realidad inexistente, al final ese es un sitio en el que puede pasar cualquier cosa, y está permitido. A ver si les gusta la próxima vez que la locura llegue en forma de cuentos jejejejeej.
      Que bueno que te llegaste antes de ausentarte. Se te va a extrañar, eh… Besos

      Responder
  5. m!st

    Cuando comencé a leer este post me dije OMG!! pelo blanco, medallon con símbolos : Legolas visito a Sherezada.. que envidia!! me parecio un relato cargado de sabor pero al mismo tiempo sin pasarse del tono ameno, despertarse después de haber tenido un sueño húmedo es de lo mas gratificante.. xD.

    PD: Antes me ponía bb,m cuando comentaba aqui.. pero fue hace mucho tiempo.

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      Hola m!st, no importa el nick que uses, lo importante es que te pasas por aquí, me lees y nos comentas. Legolas tiene el pelo rubio y unos rasgos hermosísimos ¡¡ojalá me visitara! jaajjaajaj
      Nada, me alegra que te haya gustado… y a ver si los próximos cuentos locos gustan igual que este jejeejej. Saludos!

      Responder
  6. Nube

    Shere, qué abusadora tú eres!!!! Bueno he tenido sueños parecidos, por momento pensé que te habías metido en mi cabeza ggg. Entrar en un letargo y no saber si estás soñando o no, es delicioso y frustrante a la vez, lo he vivido, lo he sentido, al final queda un sabor extraño y sientes nostalgia por algo que no sabes si fue real o no. No sé, esta loca le hace demasiado caso a los sueños.
    Divino escrito, no aconsejable para los que tienen ciertos tipos de abstinencias ggg.
    Besitos

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      jajaajajaajaj Esta vez fue fruto de mi imaginación y no de un sueño, pero sí, a quién no le gusta soñar a veces con momentos que generan sensaciones reales dentro de una vivencia irreal eh? jijjijii Me encanta que te haya gustado, sobre todo porque sé que tu también explotas tu lado fantasioso en los escritos de tu blog, así que sería más difícil convencerte con algo como esto. y mira tú ¡te ha gustado! jajajaaj Gracias una vez más, por llegra y comentar… todo lo que me debías jaajajaajaj 😉

      Responder
      • Nube

        jajaja shere me enalteces y creo que demasiado, me siento ínfima en el arte de escribir, a veces quisiera tener la capacidad que tienes para crear, puede que pases trabajo o te demores en publicar, pero para mí se te da muy fácil amiga, fantasiosa sí, no lo nigo pero de ahí a prentender agradarme!! uff no es necesario, lo que escribes me encanta, sea del género que sea, aunque a veces me dejes triste.

        Muas

        Responder
        • Sherezada Autor del Post

          Pues mira, creo que ese es un mal de aficionado, porque a mi me pasa exactamente lo mismo jajaaj siento que lo de la escritura es para mi un pequeño hobby en el que me lanzo de atrevida, y admiro mucho la capacidad que tienen otras personas: Dud, Vivian, tu, y vienen ustedes y me dicen esas cosas y no acabo de creérmelas del todo.
          Así que no dudes cuando digo que para mi es importante que a ustedes les guste lo que escribo, porque ciertamente lo es…
          Ah! y siento cuando te dejo triste, no es la intención jejeje
          Besines!

          Responder
  7. dilemma

    Ojalá los seres nocturnos que me visitan llegaran con esa carga de erotismo..jajaja…
    creo que de ser así no me resistiría, me dejaría llevar cual barco sin remos lejos de la orilla!!!

    Responder
    • Sherezada Autor del Post

      Creo que seríamos muchas las que nos dejaríamos amanecer así, envueltas en esa irrealidad palpable, llenas de sensaciones y placeres satisfechos. Pero bueno, no deja de ser ficción porque en esta realidad nuestra más nos vale saber con quien vamos a la cama cada noche jijjijijij

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *